tel (0336) 272-537 / (0336) 270-770 cel (0972) 570-000 / (0981) 138 527 / (0976) 855 800 sms (0981) 138 527 wasa (0981) 138 527 face Facebook twitter Twitter online Online
Obispo pide valentía para devolver lo robado y asumir consecuencias
CAACUPÉ. Monseñor Ricardo Valenzuela realizó un llamado este domingo en la misa central de Caacupé al decir: “Miren en lo profundo de sus corazones y si saben que tienen algo ajeno devuelvan y reparen el daño. Ojalá seas parte de los valientes que asumen esta actitud”.

Nacionales: 23 de sep de 2019
notas

El religioso dijo que la corrupción imperante es insoportable, por lo que urge que se restituya el fruto de las transacciones deshonestas; de lo contrario, que los corruptos sean castigados con cárcel.

La homilía del obispo fue ovacionada por los fieles presentes en la explanada de la Basílica de Nuestra Señora de los Milagros.

Valenzuela dijo que se puede ver cómo algunas personas se ingenian para robar, estafar, extorsionar y chantajear para sacar dinero y provecho de sus semejantes, “cavilando incluso sin dormir, madrugando y buscando la forma fácil y rápida de obtener dinero, cegados por el dinero y la ambición”.

El prelado subrayó que “uno de nuestros grandes errores es no enseñar ni vivir sobre la virtud de la honestidad y la honradez. No realizamos una enseñanza con convicción a nuestros hijos. Esa enseñanza debe repetirse día a día, sin descanso, siendo los padres y abuelos ejemplo de honestidad y honradez para que los hijos aprendan no solo de oído, sino con el ejemplo".

Dijo que urge comenzar a practicar la justicia con los pobres y “actuar rápido cuando vemos una necesidad. No es solo darle dinero, sino hacerle ver que es un ser humano, una persona con capacidades y valores, devolviéndole la dignidad”.

En ese contexto, recordó a San Basilio, que decía: “El pan que a ustedes les sobra es el pan del hambriento, el vestido colgado e inutilizado en el armario es el vestido de quien está desnudo, esos zapatos que ustedes no usan son los zapatos de quien está descalzo”.

Valenzuela afirmó que esta llamada es más relevante que nunca, ya que “no podemos servir a Dios y al dinero; hay que cambiar nuestra manera de ver la realidad, hay que centrar de nuevo la historia en ese Dios que nos recuerda la dignidad que tiene todo ser humano. Es necesario transformar la conciencia para eliminar esta civilización del descarte”.

Acotó que la felicidad no es algo que se alcanza acumulando cosas materiales, sino que se comienza a intuir y a experimentar “cuando el corazón se va liberando de las ataduras y de tantas esclavitudes como la moda, que nos hace atesorar cosas inútiles y gastar mucho dinero fruto de nuestro sacrificio".

Agregó que hay “demasiada gente cegada que da su vida por el dinero".


Comentarios
Buscar noticias
Seguinos en Facebook
Copyright RADIO AMAMBAY 570 AM. Derechos Reservados: Prohibida su reproducción sin previa autorizacion.
Creado por HOSTIPAR